Hola, visitante!| Iniciar Sesión¡Regístrate Ahora!

Definicion de la palabra “MOTERO”

Es un tipo al que le gustan mucho las motos (valga la redundancia), pero no sólo eso, para él, tiene igual belleza una Harley Davidson que una humilde vespita primavera. Las dos tienen esa magia que sólo los vehículos de dos ruedas saben dar.


Se ha pasado la vida admirando otras máquinas, alucinando con alguna belleza de esas que de vez en cuando ve rodando por ahí. Por circunstancias de la vida, le ha tocado conducir motos un poco “patateras”, aunque no por ello ha dejado de amarlas.

Se interesa por la técnica y el funcionamiento de los motores. Tiene en su casa una colección de libros relacionados con el tema de las dos ruedas. Está deseando transmitir toda esta información a otras personas. ¡No le encanta, le entusiasma, hablar de motos. !…sin embargo, no le molan mucho las carreras de motos. No es de los que se irían a Móntamelo a ver a Dani Pedrosa, pero sí que se moriría por hacer un viaje de costa a costa en Estados Unidos, o Venezuela por ejemplo. No entiende como a gente que él conoce, le puede gustar la competición sin gustarle conducir las máquinas y sin entender que se siente tras el manillar de alguna de ellas.

Respeta las normas de circulación. Su conducción es más bien tranquila y relajada. Le gusta más disfrutar del paisaje y de la carretera que de la velocidad pura. Es de los que no se juega el tipo por llegar antes a los sitios, prefiere llegar media hora mas tarde a una cita que reventarse la cabeza por ahí corriendo.

Se siente alguien especial cuando conduce su máquina. Cree que la vida otorga a veces grandes momentos y este es uno de ellos. Cuando está a lomos de su moto el tiempo pasa más despacio. El aire le golpea la cara con furia, mientras nota que se le ponen los pelos de punta cuando llega la siguiente curva…¡¡ GRITA!!

Ve pasar como un rayo a esos “supercampeones” enfundados en sus monos mientras se come tranquilamente un bocadillo, detenido en un solitario paraje. No soporta a algunos “quemados” de las dos ruedas, que con sus imprudencias y temeridades lo único que hacen es dar una pésima imagen del mundo de la moto. Comprende también que hay gente que odia la moto por sistema, y alguna vez ha tenido algún desagradable incidente con ciertos “conductores” maleducados.
No tiene a nadie quien compartir su afición, parece el “rarito” en su trabajo, pues haga el tiempo que haga (y aunque tiene carro), va a laborar todos los días con su mega. En el trabajo alucinan cuando le ven entrar un día lluvioso, empapado hasta las cejas pero seco por dentro: -¿cómo no vienes en carro?- es la pregunta de turno.


Se muere de ganas de salir por ahí a rodar. Lamentablemente a su “Cuiama” no le gusta tanto, y muchas veces ha tenido que sucumbir a los ruegos de ella por no coger la moto.
Saluda por ahí a todos los otros moteros que él ve, aunque muchas veces piensa que si ni siquiera lo han visto pasar, pues no recibe la menor respuesta. ! Da igual!, piensa, ¡alguien ya saludará!
Él llama “moto” a cualquier vehículo de dos ruedas con motor, ya sea scooter, trail, croos, custom o racing.

Disfruta tanto revisando o lavando su moto como conduciéndola. Se toma su tiempo en ello. Le da algo de reparo dejar su montura en la revisión (la tiene en garantía) cuando le toca. Piensa que no le van a mirar lo que deben y encima va a tener que “calcar” un pastón. Cuando finalice la garantía hará el mantenimiento él mismo, como ha hecho con todas las motos que han pasado por sus manos. Es un “manitas” de la mecánica, tiene herramientas de las que pocos usuarios disponen, como llaves dinamométricas, goniómetro, compresor de aire, etc. Realizar una reparación/revisión en sus motos es para él como una ceremonia, dado el mimo y el cuidado con que la hace; antes de empezar algo, se estudia el correspondiente manual de taller.

Sin etiquetas

  

Categorías

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.