Hola, visitante!| Iniciar Sesión¡Regístrate Ahora!

Los orígenes del saludo motero. Ráfagas y V’ss

Los orígenes del saludo motero. Ráfagas y V’ss

Llevas ya un tiempo en la carretera, quizás media hora, tal vez más. Has automatizado por completo tus movimientos en esa carretera que has acabado conociendo mejor que el portal de tu casa. No muestras menor interés por los vehículos que pasan a tu lado, ya sean los que te adelantan o los que pasan en dirección contraria. Tú sólo ves un flujo constante de hombres enlatados en sus coches. Gente que viaja en unas cabinas que les aíslan por completo del medio por el que están circulando. Unos coches que convierten la experiencia de viajar en algo no muy distinto a un videojuego o, para ser más exacto, un simulador que te vaya agitando según tomas las curvas.

Sois tan distintos… Muchos de ellos no entenderán por qué eliges un medio de locomoción tan “sufrido” como es la moto, mientras que tú no entenderás por qué privarte de las sensaciones al recorrer las carreteras. Tanto coches como motos, compartís el asfalto pero sois unos perfectos desconocidos. Y no os tenéis mucho aprecio, todo sea dicho. Los coches nos ven como locos inconscientes, mientras que las motos vemos a los coches como insensibles egoístas. Ya sabes.

-La carretera es mía y me da igual pasarte rozándote el retrovisor para hacer un adelantamiento ilegal. Ya te apartarás.-

Pero entonces de frente ves algo que rompe la monotonía de los dobles faros que se acerca hacia ti. Es otro “colega” de la carretera. Otra persona que disfruta del asfalto de la misma manera que tú. Alguien quien entiende por qué prefieres las 2 ruedas a la “seguridad” de la carrocería y la chapa…En definitiva, otro motero. No lo conoces más que a los conductores de los coches que te eran indiferentes. Es probable que no lo vuelvas a ver en tu vida, pero automáticamente ambos realizáis un movimiento profundamente estereotipado en todos los moteros y que se ha convertido en ritual, justo en el momento en el que os cruzáis:

Soltáis la mano izquierda del manillar y la ponéis a la altura de la rodilla pero separada de la moto. Entonces recogéis todos los dedos salvo el índice y el corazón formando una “V”. Es el saludo motero.

Mucha gente lo hace (la gran mayoría de las motos con las que me he cruzado, scooters a parte). Es un símbolo de hermandad y que hace que nunca te encuentres sólo en la carretera. Estés lo lejos que estés de casa. Sabes que allí donde haya una moto, tendrás un amigo.

Pero ¿Una “V”? ¿Por qué una “V”?. Lo primero que se me ocurrió cuando pensé esto fue en el motor de mi moto. Es cierto que los motores de las custom y otras muchas motos tienen esta forma, pero las motos racing y muchas offroad tienen los motores en paralelo u otras distribuciones. Sin embargo todos nos saludamos igual. ¿Por qué?

Pues bien, el origen de este saludo de hermandad y amistad viene de un símbolo de significado no tan agradable en sus orígenes más antiguos. De hecho, su significado era (y creo que aún es, dependiendo de dónde estés) muy parecido a este otro que seguro que conoces muy bien.

Los Dedos en “V” y la afrenta a los franceses.

 

El primer uso del que se tiene constancia del “símbolo de la V” es en la época medieval. Por allá el s XV, franceses e ingleses estaban resolviendo sus diferencias en la conocida como guerra de los 100 años (que por cierto duró 116). Concretamente, en octubre de 1415, tuvo lugar la batalla de Agincourt la cual daría la fama al gesto como resultado de una victoria épica del ejército inglés sobre los galos. Los ingleses estaban contra las cuerdas enfrentándose a un ejército muy superior en nº. Una visión que sería seguramente desalentadora para nuestros amigos bebe-té.

Pero las batallas no se ganan solo con el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, sino con la estrategia y (en este caso) desde la distancia. Henry V de Inglaterra decidió colocar a un gran número de sus efectivos como arqueros en las colinas a los flancos del grueso de su ejército. El resultado fue que los arcos largos de los ingleses con gran precisión acabaron con los franceses siendo un duro golpe en el orgullo de estos.

Desde entonces, cuando los franceses capturaban algún soldado inglés, se dice que le cortaban los dedos índice y corazón, para evitar que, en caso de que volvieran a luchar alguna vez en su vida, no fuera sosteniendo un arco. Como respuesta, antes de cada combate, los ingleses solían enseñarles a modo de provocación esos dedos. ¿No son un encanto?

 

La guerra mundial

 

Después de esto, el signo llegó al mundo de las 2 ruedas durante la 2ª Guerra Mundial (1939-1945). También de la mano de los ingleses. Durante aquellos años de desolación y ciudades devastadas por la guerra, los mensajeros ingleses circulaban en moto. Era una vida peligrosa y los ánimos no estaban en su punto más elevado como es de esperar, por lo que cuando se cruzaban 2 mensajeros se hacían la señal de la “V” para darse coraje.

Sin embargo fue Winston Churchill quien popularizó el símbolo de la “V” usándolo en sus eventos políticos como señal de Victoria (“Victory”, para él). Esta es la explicación más simple y lógica. Pero también he leído que hacía este gesto porque representaba la formación de vuelo de la British Air Force. Aunque yo creo que esto será más bien una coincidencia.Ahora bien, ¿qué fue antes?¿Winston Churchill o los mensajeros ingleses? Lamentablemente no lo sé, pero lo importante de esto es que el símbolo inglés perdió significado ofensivo y empezó a estar presente en el mundo de las motos.

La popularización definitiva. El piloto de motos

 

Finalmente llegamos al mundo más contemporáneo . Estamos en un tiempo de paz en el cual no hace falta tener que darse coraje, ni subir la moral del pueblo. ¿Cómo hemos llegado los moteros a adoptar este peculiar saludo?.

Hasta ahora he contado la historia que aparece sólo en algunos textos. Pero lo que vais a encontrar siempre que busquéis sobre el saludo motero es la referencia a el piloto Barry Sheene (1950-2003). Británico, por cierto No se te habría ocurrido ¿Verdad?.

Barry Sheene fue un exitoso piloto de carreras bicampeón del mundo. Este piloto popularizó la “V” entre los moteros debido a que era su sello personal, el gesto que hacía al público y a las cámaras cada vez que ganaba una carrera. Así todos los aficionados a las carreras fueron adoptándolo como saludo y se fue extendiendo. Se podría decir que fue el empujón definitivo que tuvo este gesto para que ahora lo usemos todos los moteros.

En España, al principio el saludo se hacía con ráfagas de luces largas. No obstante, como esto podía ocasionar peligrosos destellos se prohibió. Y finalmente se adoptó también el signo de la “V” en el territorio español.

 

Mucho más que un gesto

Como ya ves un gesto simple, pero cargado de significado e historia. He intentado documentarme de todo lo que he podido para traerte este post, no obstante hay puntos que no he podido corroborar por lo que no deja de ser todo esto una leyenda com ambientación histórica real. ¿Será así como pasó? ¿O de aquí unos años nos contarán la película de otra forma? No lo sé pero lo que sí que tengo claro es que la próxima vez que te vea en la carretera te saludaré con la “V”. Porque más allá del origen está el significado.

Ráfagas y Vs para todos.

Fuentes: /ratpenatfr.wordpress.com

Sin etiquetas